Vibrante

5 marzo, 2019

Las palabras calan hondo cuando vibran en sintonía con lo que hace latir tu corazón. Muchas veces el tic-tac del reloj confunde nuestra respiración y la motivación de nuestro caminar. Vamos compartiendo sílabas sin pensar en sus repercusiones, vamos invadiendo vidas sin pensar quedarnos para siempre.

Comprendo que las palabras hacen visible lo invisible, el mundo toma su textura de nuestras intenciones y caminamos sobre superficies que no esperábamos encontrar. Tus ojos no comprenden, si no están guiados por sonidos. Tu vida es estática si no la atraviesan vibraciones.

Fotografía por: Li Guanqun