Toi n´y serez plus

6 julio, 2021

Volví a fumar,
porque tu boca ya no está
para amortiguar los cataclismos.

Me compré unas aspirinas
para la resaca que me da
después de llorar horas y horas por ti.

Retomé el oficio de poeta,
porque ahora la tristeza
se la pasa fastidiándome todo el día
con su pico de ave carnívora.

Me aventuré a recorrer las cuatro puntas del metro
para encontrar en otras mejillas tu río lete.

Bajo la noche
me dio por reinventar tu llegada
que nunca pasará,
porque me arrebataste el sueño.

Y regresé a terapia
y mis rodillas son el epicentro de terremotos
y los árboles ya no se ven igual
y mi presente inició una huelga de hambre.

Te fuiste,
y acá dentro cae lluvia,
y allá afuera apenas está amaneciendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *