Todo va a estar bien

6 junio, 2020

Anoche sumaron más de cuarenta días encerrado

Sintiendo el domingo un martes y el martes un sábado

Desayunando en la tarde, cenando por la madrugada

Durmiendo poco y exhibiéndome ante extraños sin sentir nada

Tal vez sólo estoy aburrido, y me aterra pensar que tu anhelo es delirio de la cuarentena

Emocionarme y sonreír como imbécil frente a una pantalla negra

No se siente igual, acariciar mi pecho y luego bajar. 

Pasar de cero a ciento cinco fahrenheit.

Es monótono

Duele la sien y se siente un vacío en el fondo.

Ayer hablé con mi madre sobre mi sin-sentido, pero no es yo

No puede ver en mi interior, no puede sentir que algo se apagó

Nadie sabe que frecuentemente lloro, y luego rozo mi rostro

Que paso la noche mordiéndome los labios y manchando de sangre mis dientes

Que a mi close-friend-list la lleno de fotos horny con canciones deprimentes

No saben que no sé hacia dónde se dirige mi vida, 

a pesar de estar encerrado más de cuarenta días

Experiencias pendejas típicas de la era

Pero Austin dice que lo que nos matará será la bellakera

Tal vez sea cierto,  hay cosas que no necesitamos 

¿puede esta soledad ayudarme? ¿o será que no debamos olvidarnos?

Llamas Dinero me dejó una frase inmortalizada tatuada en el oído,

que repito cuando estoy al borde de la cama, 

mientras me autosaboteo y pienso en el suicidio.

Pero este día no será. Me digo, este día no se logrará

Sé muy bien que el mundo no cambiará, y aunque todos los días

se sienten igual, buscaré que la tarde de hoy sea lo más normal

Buenos días a todos. ¿Qué hay para desayunar?  :)

Fotografía por Richard P J Lambert

por

Experiencias pendejas típicas de la era. Desamor como el pan de cada día. Yo soy como cualquiera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *