Superhéroe nocturno

Tomando tus manos y besando tus labios entendí que busco ser la pasajera de tus noches oscuras, que busco ser momentánea, breve, circunstancial; pero no quiero huir tan rápido de tus ojos cansados y tus ojeras moradas, no me dejes ir, por favor no me dejes salida, amárrame a tus caderas, quiero querer, quiero quererte, quiero que seas mi superhéroe nocturno.

Llévate mi cuerpo entre mordidas, cómeme, arranca pedacitos de mi alma con tus uñas, desbarata cada célula de mí y reconstrúyela en tu sexo, escribe cuentos en mi cintura con tus pestañas, susurra gemidos y palabras tiernas en mi oído que amo tu voz, que duermo en ella en cada saludo de luna. Déjame acariciar cada una de tus cicatrices y contar uno a uno tus lunares y pliegues, bésame, fóllame, pícame, hiéreme, llena de morados mi espalda, has pequeñas galaxias en mis piernas y en mi ser con tus manos grandes y suaves, deja marcas en mi esencia con tus dulces, dulces labios y átame a tu cama, sé mi única escapatoria, mi única salida, sé mío que yo soy tuya hace tres canciones y siete eternidades, desbarátame, desármame, parte mi cuerpo en dos y arma uno a uno mis pedazos, abrázame, bésame, quédate y no me sueltes, no me dejes desvanecer, no me permitas la ausencia.

Eres un amor raro, fuerte y tenso, eres un amor caprichoso e irregular, eres un amor de los que me gustan, de los que me hacen volar, de los que me enloquecen, eres de los que dejan marcas profundas y joden el espíritu, de los crueles y feroces, eres el punto intermedio entre poesía y lujuria, eres el punto perfecto entre dulzura y sadismo, eres, sólo eres y te deseo.

Fotografía: PJ Wang

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.