Sal de mar

Caigo al mar tan profundo que mojo mis sueños, soy del mar y soy del viento . 

Voy nadando por tu sangre navegando en tu pecho desnudo siguiendo el fuerte olor a sal perdido en sobre el camino guiado por  el penetrante silencio de las olas romper una tras otra y tras otra y tras otra y es que voy  ciego de dolor. 

Llorar a mares vomitar mis arbustos matar un ruiseñor follarme a la resaca masticar a puños la cena con especial lástima. 

Es un gran modelo disfruto tomarlo sobre la playa … que gran estoico.  

No voy a perder ni un minuto en volver a pensarte . 

Fotografía por: Can Dagarslani