Revuleto, Noche del duelo

Esta vez procuro solo el punto final

amabas los puntos, mis puntos y mis acentos

 

Siempre admiré tu capacidad para sacar a las personas de tu vida

ahora, quiero un perfume de café, es el único aroma más fuerte que el tuyo

 

Qué ganas de mostrarte todo lo que te he escrito

soberbia, te echo de menos

 

Debiste reír cuando potencialicé tu regalo de navidad, ¿por qué me dejaste continuar?

 

El café cuando se seca se quiebra, muchas cosas cuando se secan se quiebran

 

Tengo en las manos la sensación de las noches de ti

debajo de las uñas restos de piel de tu espalda

en la lengua el sabor a sal de tus piernas

en las pestañas tus gemidos capturados

en mis piernas tus huellas dactilares

del cabello me cuelgan tus dientes y en mi frente se quedó tu sonrisa

¿Ves? Ya no puedes sin mí, tengo todo de ti

Tengo que cerrar con candado

 

Estoy dispuesta a seguir mi camino, a seguir haciendo mi camino

solo déjame leerte lo que te escribí

déjame mostrarte los hoyos que se hicieron en las hojas

déjame pintarte los labios con café

contarte las historias que se saben las palomas

arrancar una a una tus pestañas

y ponerlas en un separador de páginas.

Fotografía: Gediminas Jankevicius

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.