Reencarnación no es nombre propio

Siempre fueron caballos fuertes en su sueño recurrente , machos heridos galopando dentro de mis ojos con la luz del sol penetrando en ellos como huellas digitales.
Prendido en cuatro patas ladrándole al viento sin miedo de frente con la boca espumando como un perro rabioso.

Un pintor daltónico que habla solo, pensando en cual será el té de esta mañana, que habla solo mientras sube las escaleras, cuando se bañaba, por qué algún vez lo hizo … cuando esta solo .

Soberano cabron!!!

Un autodidacta con la mirada manchada temeroso del ruido que hacían las motocicletas al pasar a su lado y alerta de cualquier sonido que pudiera lastimarlo, con el poder de respirar cualquier polvo de miedo lejano.
Un gran hijo de puta cuando la única luz era la de su luna durante toda la noche, un nocturno por naturaleza, un practicante del dolor … físico mental.

Fecundado por error entre las danzas de dioses desconocidos … si me preguntas diría que no es de este planeta.
Con un mutismo autoimpuesto difícil de comprender , en ocaciones hasta para el mismo .

Diametralmente un freak off !
Un alma vieja en su primera vida con un cuerpo enfermo ,soñador, ansioso de la vida en espera de un reset and rewind… de su reencarnación .

Fotografía por Richard P J Lambert

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *