¿Qué hago con todo este desmadre? Te fuiste para siempre quedarte.

Tenías que clavarme tus ojos.
Tenías que hacerlo, no sé por qué.

El problema no es que me veas.
El problema es cómo me miras.

Pensé que me odiarías primero. Pero supongo que me adelanté a caerte mal, no sé porque.
Me fui de tu vida el día que me dijiste…

Y créeme no he vuelto a tocar la ventana de tu carro.

Me tienes bien confundido. Todavía queda pendiente el qué siento por ti.

Fotografía por TolikTolik TolikTolik

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Sección: Letras
Daniel Rangel

Soy de Ensenada, amante apasionado de largos paseos en bicicleta, cervezas en algún porche y egoísta en selección musical para amenizar una velada. Solía ser estudiante de Artes Plásticas. A veces me da miedo decir: soy fotógrafo, me gusta la fotografía. También disfruto el cigarro en ayunas frente al mar.