Partida inesperada

Los días ya no terminan con aquella sensación de paz y tranquilidad. Las noches se han transformado en silencios ininterrumpidos; donde descubrí a través de los insomnios que el dolor puede ser tan bueno como malo. El llanto no ha cesado en cada noche, ¿esto quiere decir que lo estoy sintiendo? Tu ausencia, la distancia que nos separa, la desconfianza que nos tenemos, el caos que hay en mi mente y en mi corazón, la pérdida de mi egoísmo.

Fotografía: ding ren

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.