No te quería, solo quería tu atención

20 noviembre, 2019

Mentí cuando dije que te quería porque nunca te quise, no te quiero y tampoco te voy a querer. Solo esperaba que al pronunciar ese par de palabras, todo lo que estabas sintiendo por otra persona quedase anulado. Quería retenerte a mi lado, conservarte como el perrito faldero que fuiste durante algo más de un año.

No te quería, lo siento cariño. No te quería porque no despertabas en mí esas ganas de regalarte el mundo si fuese necesario. No te quería porque, aunque tuve mil oportunidades, nunca quise follarte a mi antojo; tal vez porque no estimulabas del todo ese instinto animal, de perra, que llevo dentro.

No te quería porque no me inspirabas admiración profunda, no te quería porque no me daban ganas de verte todos los días, no te quería porque no idolatraba obsesivamente lo que hacías, lo que sabías.

No te quería, solo era mi niña interna haciendo su mejor numerito y lamentablemente nunca funcionó. No te quería, solo quería tu atención.

Fotografía por Pierre Wayser

por

Mi deporte favorito es inflar egos.