No sentir nada por miedo a sentir algo

Me gustaría ser parte de la otra parte de tu vida,

Esa que no está jodida

Donde todo está bien

Y es que te veo

Y quiero salvarte

Que no sufras

Pero me llenas la cabeza de sentimientos fugaces

De amor momentáneo

Eres impredecible

Eres un arma de doble filo cuando besas

Me aceleras el corazón y desaparecen las dudas en mi cabeza…

Bien dicen que aquello de lo que huyes es lo que terminas persiguiendo

Ya no importa cuánto intente alejarte

Quiero volver a sentir ese desastre que sólo tú me provocas en el corazón

Sí aún te preguntas qué soy de ti

Te diré que todo y nada a la vez.

Llámame cuando me necesites

Mañana nada de esto va a importar.

Fotografía por Eduardo Pedro Oliveira

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *