No quiero arruinarlo

29 enero, 2018

Aún recuerdo lo que me dijiste la ultima vez que me abrazaste fue un «no quiero arruinarlo». Y lo arruinamos, quizá un poco más tú, un poco más yo, no sé.

Cuando llegaste a mi vida no esperaba que fueras a causar tanto impacto en mi, fue tan de repente, llegaste tan de pronto yo no estaba bien, estaba rota, pero llegaste y me hiciste pensar que quizá había esperanza, me imaginé tantas cosas contigo, nos vi en un futuro juntos, podría sonar tonto con el poco tiempo que estuvimos juntos pero yo en verdad sentía quererte y no sé si a ti te pasó lo mismo pero llego la despedida no nos veríamos en un par de meses, sinceramente no me importó porque tenia fe que al volver a vernos habría felicidad, un gran abrazo por la alegría de volver a vernos, de estar juntos. Pero la distancia lo arruinó, yo lo único que quería era un poco de interés sentir que yo te importaba y creo que tú pensabas lo contario que yo no te necesitaba. Lo intenté de verdad lo intenté, te habla, no siempre porque no quería que te aburrieras de mí. Durante ese tiempo un amigo me dijo «él te quiere, y extraña demasiado» si soy sincera me emocioné bastante, me dio tanto gusto saber que me querías y empecé a renovar todo en mi persona para ser mejor para ti, pero tú después de eso ya ni siquiera me hablabas y no sabía porqué me sentía muy confundida. Intenté decirte que te quería, que te extrañaba, que te necesitaba pero sólo recibía indiferencia de tu parte y me cansé porque en cualquier tipo de relación el interés debe ser recíproco porque por más que yo te quería no podía seguir insistiendo en algo que al parecer tu no querías. En tan poco tiempo me rompiste de nuevo quizá sin darte cuenta, no sé, es triste porque si tú en este momento me dijeras que lo sientes yo te abrazaría y te diría que yo también porque sé que quizá también hice algo mal, si me dijeras empecemos de cero, olvidaría todo y a todos por ti, pero no pasará porque no hay interés y entonces opté por esperar a una persona que no sé cuando llegará o si volverá aquí, alguien que quizá me quiere, alguien con quien quise borrarte pero es que al volver a verte me temblaron las piernas, me dieron ganas de vomitar y tuve miedo pero no hay nada, en tan poco tiempo moviste mi mundo y hoy ya no estás y tengo que aceptarlo.

Sólo una última cosa, lo siento, nunca quise «dejarte» y sé lo que es, a mi siempre me dejan, siempre soy lo que nadie espera, lo que nadie quiere, por eso cuando me dijiste que no querías arruinarlo y demás cosas de nuestra despedida me di cuenta que eras lo que quería en mi vida, somos tan diferentes que encajabamos tan bien, sentí que contigo cambiaría un poco mi perspectiva de la vida, que contigo volvería a ver la vida con todos sus colores, lo siento.

Fotografía: Lukasz Wierzbowski

por

Ingeniero que escribe para no sufrir. (tanto)