No hay un estándar de normal. Normal es subjetivo. Hay siete mil millones de versiones de normal en este planeta.

No tenemos porque llevar nuestra vida exactamente de la forma en que la sociedad quiere que lo hagamos. Somos engañados para pensar que solo hay una manera de vivir nuestra vida, que solo hay una manera de ser feliz. Sentimos el peso de las expectativas de la sociedad para lograr ciertas cosas a cierta edad, para actuar y ver de cierta manera con el fin de ser «feliz». Yo digo ¡A la mierda! Tu creas tu propio mundo, tu propia versión de vida. No necesitamos vivir de las expectativas de los demás. Es tiempo de liberarnos de las presiones de nuestro alrededor. Es tiempo de mandar al carajo todo eso que nos pone mal. Porque para eso es esta vida, para cagarla, para reír, para enamorarse, para llorar y para vivirla como a ti se te de la pinche gana. Y si para ti eso es normal, que se jodan los que opinen lo contrario.

Fotografía: January Child

No se han encontrado entradas.