mejores amigos

Recuerdo el día en que Sid Vicious se quedó a dormir en mi cuarto.
Aquella noche, Sid le inyectó heroína a mi gato.
Desde ese día, nos volvimos mejores amigos.

Fotografía por Martin Canova

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.