Más cerca de mis huesos

He estado fuera de tiempo. Están en repetición la mayoría de las veces, y quién lo diría? Te olvide sin pretender hacerlo. La mente se mantiene a base de recuerdos y eso es todo lo que tengo, supongo. No más cigarrillos, ni siquiera un poco de vodka ¿y qué se supone debería hacer? Brazos abiertos y una fuente inagotable frente a mí; que nunca termina, nunca se cansa. ¿Demasiado tarde para mí? ronda por la aurora una y otra vez. He imagino tantas vidas que comienzo a creerlas, pero siempre se esfuman, porque no están. Porque no estás. Y lo peor es que todo lo perdonas.

Fotografía: Laurencja Zurek

Charly, la que conoces.

Debajo de una palmera; recostada en la parte trasera del coche, en el asiento delantero coreabas nuestra canción favorita. Sabías que era el final, ahora sabes que odio los cambios.