La noche nuclear

Otra noche sin luna en una casa extraña

Que conozco tan bien como las líneas de tus manos

Cuerpos y algodón unidos formando un mismo bloque

de absoluta quietud

Todo está en su sitio pero

Todo está fluyendo, ligero

Todo gira en espiral galáctica, respiro

Los ojos ejercen presión y me concentro pero

Me pierdo en percepciones de cada sentido

Me pierdo en recuerdos que nunca viví

En recuerdos de otros que tomé como míos

En sueños que no recuerdo haber soñado

En ideas que se disipan como motas de polvo

En la oscuridad del cosmos de tus ojos

Y se me eriza la piel cuando rozas mi espalda

Y en una radio lejana hablan de la guerra nuclear

Pero no dicen nada

Porque ya no hay nada que decir.

Fotografía: secondary images

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.