Iron moon

5 agosto, 2018

Ahora en tu soledad vienen a ti esas memorias de nosotros haciendo el amor, sin prejuicios, sin conveniencias, ahora en tu soledad me recuerdas y me escribes en tus noches cuando aun son mañanas para mi, hay algo que  quieres decir pero no te atreves y te excusas diciendo que es mejor no buscarnos mas… A estas alturas también creo lo mismo.  Ya hemos tenido suficiente, yo tuve suficiente durante todos estos años y pase desapercibida por tu vida por que conociste quien te cobijara esa soledad, pero cuando ese manto desaparece entonces estoy en tus sueños nuevamente y no sabes que pensar,  no te vuelvas loco,  son espasmos solamente, cuando llegue la mañana sabrás que es un error buscarme por las noches cuando tu cama esta bacía, sera una mala idea matar tu curiosidad, la necesidad desesperada de saber por que ahora, por que despues de tanto tiempo y tantos besos soy una sombra en tu mente. Yo lo entendí despues de todo y me es menos difícil soltarte cuando vienes y vas, con indecisiones y cosas que nunca dijimos, las veces que pudimos y no nos volvimos a ver.  Ahí estaré de ves en cuando, aun que no lo quieras, aun que creas que me has olvidado, Tambien por mucho tiempo me rehuse. Unimos nuestras almas en momentos desesperados , nos besamos en silencio en la soledad cuando todos estaban durmiendo y no tenian ni idea,  lloramos juntos ante el moustro de lo incierto y la felicidad nunca estuvo con nosotros, nunca estuvimos de verdad, siempre encontrandonos momentaneamente, sin tiempo, sin agallas de quedarnos o ser fuertes, fuimos nuestro mal vicio, por lo que nunca luchamos aun que pareciera perfecto,  y por esa simple razón, en nuestros malos momentos es donde siempre nos volveremos a encontrar, aun que no entendamos, aun que no queramos.

Fotografía: Nik To