Hoy

25 abril, 2020

Cada noche nuestra cita era las 23:45, cada noche religiosamente hablamos de cualquier estupidez, de cualquier cosa que pasaba a relucir tu gusto de mí..Hoy viendo las luces de la cuidad y evocandote con aquel adagio, uno de mis preferidos, me doy cuenta que ya no estás y nunca estuviste.Hoy simule tener una conversación más contigo pero hoy fue acostados en el pasto hablando de nuestro pasado y de lo incierto de la vida.Mi enamoramiento nació de tu pesimismo y el no querer enterarnos que eramos o lo que somos, aunque esto ya quedó claro.Por sí fuera poco hoy te refugiste en mí y hablaste de tus heridas, de tus llantos y de tus alegrías. Mientras hablabas nunca volví mi cabeza para verte, visualicé cada uno de tus gestos en mi mente, siguiendo el compás del adagio.Sí algo es cierto son los celos tan enfermos y tristes que siento por tu primer amor, por la ternura con la que la describes y por la rabia de saber que eres los añicos que disfrutó hacer, tan difíciles de unir para amar.Por mí parte, te esbozé mis viejos amores, los huecos profundos que causaron, la desolación acumulada y los remiendos que me he hecho para seguir funcionando, todo el tiempo me observaste detenidamente, inclusive cuando recité fragmentos de cada poema con los que los recuerdo, porque cuando amo todo es poesía o todo es olvido.Hoy tu ausencia duele como un uppercut, siendo más de las 03:56 hrs, caigo en cuenta de tu abandono y de los añicos que disfrutaste hacer.

Fotografía por Camerafilmlens

por

Me dedico a buscar mi paz interior, mi tranquilidad y a tratar de salir de los problemas que me he ocasionado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *