Gracias, yo del pasado

Aprenderás a no hablar de amores pasados como el que tira una lata al centro de reciclaje. Los aprehenderás así como se aprehende un día perfecto, como los recuerdos más preciados, ya que sin ellos la memoria pierde fuerza y la experiencia languidece.

Cuando la decepción llega a convertirnos, es menester comprender que vamos por buen camino, llevamos ventaja pues ahora conocemos lo que no es o lo que no queremos.

Fotografía: the mirror closes the universe

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.