Exceso de pasado

Pero el día brilla de más, y la noche duele más de lo común, estoy bien y de pronto estoy de la verga y mis manos fluyen y escriben, se encierra mi mente en un circulo vicioso de dependencia emocional y recuerdos y maquillo todo con que es inteligente dejar y que los buenos momentos fluyan, solo trato de repasar cada momento en mi mente para ir recogiendo partes de mi que fui dejando en el camino, como un juego de Mario Bros cuando olvidas pegarle al cubo con un signo de interrogación y regresas por el aunque te arriesgues a hacerte chiquito o morir, y bueno, estoy chiquita, me siento chiquita en el sentido de que estoy muy apagada, digamos que con «depresión», esa que dices que es exceso de pasado.

Septiembre 2017.

Fotografía: Stefano Majno

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.