Es simple matemática

5 noviembre, 2018

Un beso es lo más sencillo de este mundo
Es simple matemática,
Se empieza con dos bocas,
se suma un deseo,
se resta la distancia
y esto es igual a un momento inefable entre nosotros.
No es complicado.
Repetimos el procedimiento y seguimos así hasta llegar a las infinitas ganas de tenernos.

Fotografía por Pierre Wayser

por

Tristeza y vainas chinas.