Eres asqueroso para ellos

Los monstruos son criaturas que se hacen invisibles por sobrevivir.

Sí, así dice la historia del mundo que ellos prefieren vivir en el anonimato, les temen a los humanos, llenos de malicia, de superficialidades, de máscaras, daños entre ellos, e instrumentos malignos que las criaturas a las que se les dice ser horribles no superarían. Ellos se esconden de los humanos, desde que la estipulación de la belleza fue llamada así, como todo mundo concibe la hermosura, lo estético para los ojos humanos, ellos ven horribles a estás criaturas porque no son iguales a ellos, con apariencias diferentes y no estruendosas o a veces dones incomprendidos, entre millones de cosas que los desalmados humanos pintan con horror.

Sí estuvieses a lado de uno, quizá vomitaría de lo horrible que eres, esa falta de ojos, la ausencia de persona, incluso de humanidad, de volumen corporal, tu hediondo olor a Carolina Herrera o peor Colonia Fina Exportada, el hambre por el papel simbólico con lo que ellos se limpian al ir al baño, eres asqueroso para ellos, por eso te huyen y temen, por eso no puedes percibirlos, estas lleno de sin-sentidos, de valores absurdos, de crueldad.

Las criaturas sólo son vistas a veces por niños, solamente se les acercan a ellos, con intención de conocer a alguien con la inocencia y pureza suficiente para poder ofrecerles un poco de calidad, sabiendo que aun fuesen de distintos tonos de piel u otra cosa, una pequeña criatura que les mira con asombro y admiración, quedará en decirles a sus padres que por obviedad ellos no creerán.

_Los monstruos no existen. Vuelve a la cama. Les dirán.

Aunque ahora mismo puede haber un monstruo contigo, sí estás leyendo esto.

Fotografía: dima semenovykh

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.