Cuásar dialéctico

Hubo alguien, alguien implicado en algo.

¿Y yo cómo iba a saber? ¿Y tú cómo ibas a saberlo? No había manera.
Sin embargo, siempre lo supimos; cómplices del mismo silencio parlante.
Llegaste y te fuiste, te fuiste como siempre. Volando, soñando, haciendo, viajando.

Te fuiste a Nueva York, pero Nueva York ya no nos quiere.
Porque efectivamente, te llevaste no sé cuántas partes de mi.

Pero este texto no es de nuestra interacción; es de alguien.

Alguien nació un cuatro de septiembre y emprendió vuelo junto a las libélulas.
Cohibido y tímido, noble y entusiasta, la dialéctica hecha persona.
Eso eres, la dialéctica hecha persona.

Eso eres, el cuásar que se aleja de nuestra galaxia a una velocidad cercana de la luz.
Porque te he visto ser una estrella, una súper nova, e incluso una nebulosa,
de repente un asteroide; pero siempre un cuásar.

Hubo alguien, alguien implicado en algo,
eso eres; eres tú.

Fotografía por Missy Prince

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *