4 de la mañana

No sé qué me pasa. No paro de pensar. En nada, en todo.

Son las 4 de la mañana y todavía no pegué un ojo. Me siento ansiosa. Me fume un par de cigarrillos, y mientras pienso, y apuesto mi vida, en que ni te imaginas que fumo. Marlboro. Común. Es un vicio que me quedo de la facultad, fumo más de noche. No sabes ni mi nombre completo. Yo no sé tu nombre. Y aún así no paro de pensarte. Te pasará lo mismo? Te dará el mismo rush adrenalínico cuando nos cruzamos? Que impresión tendrás de mí? Que sabrás de mí? Me podré enamorar de una persona como vos? De vos?

Fotografía por Alison Scarpulla

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Sección: Letras
Azul Raghnall

Argentina, actualmente no sé ni donde estoy. Soy piensa de que se deben tomar los sueños como una realidad alternativa... Alguna vez alguien se dedicó a contar mis pecas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *