¿Te digo algo?

¿Te digo algo?

No eh aprendido a soltarte, pude estar con alguien más, pero en el fondo de mi corazón por alguna extraña razón, siempre estabas tú, tú recuerdo, tú olor, tú mirada.

Como susurrando «no te enamores de alguien más, yo soy el amor de tu vida»

Y lo lograbas, aún sin estar causas muchas cosas en mi.

Eres mi estigma de amor, mi deseo ambiguo.

Debo soltarte, debo dejarte ser feliz, debo dejar de buscar un pretexto para no enviarte mensaje, debo dejar de verte como la niña más guapa del mundo , debo, debo, debo.

Pero me da miedo soltarte para siempre y que el destino jamás nos vuelva a juntar.

Pero tal vez de eso se trate la vida, de perder lo que más amamos, algo así como la muerte.

Siempre te recordaré.

 

Sierra Contreras

La rara de la clase, fiel creyente del amor bonito. Futura criminologa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *