peras y mezcal

-hola

-hola!

-que haces?

-aburrida, nos vemos?

-me baño y voy por ti

así fue la noche soñada, te conozco desde hace dos años y por fin escribes en horario diferente a las 3 am.

te extrañaba tanto que no pude reaccionar cuando llegaste

-que haces? súbete

dimos vueltas por que ninguno de los dos decidía a donde ir, al final acabamos en el lugar más obvio. tu ordenaste por los dos

-y qué? sigues siendo la chica misteriosa?

jamás explicaba más de lo necesario, como un gotero de alguien que no quiere dar demasiado por miedo a que acabe demasiado pronto

-si no regreso antes de las 12, me pasas a dejar con una amiga? no puedo llegar así

-tranquila, disfruta

la tranquilidad no es algo que se de cuando estás con cierto tipo de persona, por mucho que fueras real o todo lo que creía era construcción de mí, eras perfecto

-la belleza es subjetiva, no podría vivir de la política, tu sí? mi papá es, que asco. me gustan el arte, quiere ver los tatuajes nuevos?

hablaste por horas y yo te escuchaba tomando la promo del día “una chela y gratis el mezcal” no me gusta la corona pero ese día estaba tan nerviosa que me los tomaba como abuela tomando té de tila

-uy, ya se pasaron las 12,te quedas conmigo?

típica conducta de típico fuckboy. pero no, tú no eres así. o sí lo eres es que por ti existen. se escucha muy cursi pero tu no, eres demasiado libre para jugar así

-no tengo de cenar, pero esas peras están buenísimas

se fue la mitad mientras hablabas de la decoración en tu departamento y en cuánto te gustaba la vista que esa altura te regalaba

-te ves súper frita, película?

vimos tu película favorita, es lo único malo de la noche, ahora que alguien la menciona me viene a la mente esa escena y una urgencia por verla quinientas veces más para olvidarme de que la primera vez fue contigo

-pero no te duermas! dame un ratito más y otra vez si?

amanecí con la luz cálida en la cara y tus rizos detrás, nunca me había arrepentido de dormir tanto como esa vez. si me hubiera quedado un poquito más despierta tal vez hubiéramos platicado toda la noche y me hubieras traumado con más de una película

-buenos días, nos dormimos un rato más o te llevo a tu casa?

así se acabo, diste todo lo que necesitaba de ti, se acabo el gotero, se acabo mi interés por ti.

Fotografía: Sim Ouch

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Sección: Inside

Veo vídeos del país en donde voy a vivir. Canto Joan Sebastian mientras bailo como Nathy Peluso y tomo como Jenni Rivera. Cuando estoy aburrida escogo a alguien del lugar en el que este para imaginarme como me lo ligaría y trato de adivinar que tan bueno es en la cama.