No te quiero

No te quiero pero tengo ganas de no estar sola, son ganas de tener tu compañía, de juntarnos para pasar el rato, si tú tienes ganas de algo te acompaño, si yo tengo ganas de algo me acompañas, es solo una elección consciente de compartir nuestra soledad. Y no es que no sepa estar sola pero me gusta estar sola contigo.

No te quiero pero me gustas, me gusta verte mientras haces cosas simples como reír o hablar, me gusta como llegaste sin querer mucho, sin exigir nada, tan inesperado tan de repente. Me gusta sentirme bien contigo, porque casi nadie lo logra, me gustas tal vez más de lo que puedo aceptar.

No te quiero pero me encantan nuestras diferencias, nuestras discusiones tontas que acaban con besos, eres tan terco y yo tan terca que siempre es interesante ver como intentas hacerme cambiar de opinión, tú no entiendes y yo no me sé explicar.

No te quiero pero a veces me haces pensar que yo quiero estar contigo tanto como tú conmigo,  mi tiempo ya no es tan mío, me gusta compartirlo contigo, que invadas mi espacio personal con tus abrazos descuidados, que no te importe estar rodeado de gente o si solo estamos tú y yo.

No te quiero pero ya te conocen mis sentidos, esa sensación de escalofrío que me causan tus manos me vuelve loca, en ese momento me haces ya no ya no querer otros besos, otros abrazos, ni otra sonrisa, haces que me olvide de todos y de todo, que seamos tú y yo, y que bonito se escucha ese “TÚ Y YO”.

No te quiero pero me haces feliz, tengo miedo(a veces) de estar enamorándome de ti. No sé qué signifique esto y no te pido que te quedes, porque eso no se pide, si quieres quedarte, quédate.

No te quiero pero tal vez sí.

Fotografía: Clothilde Pasquier

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.