No seas así, Elizabeth

En realidad me jode verte de apenas re ojo, simplemente por el hecho de acobardarme entre la multitud y el ruido de esconderme evadiendo tu mirada que sé que clava en la mía.

De verdad no quería verte.

Hubiese preferido no voltear hacia mi derecha.

Pero, ¿Cómo jodidos sabría que eras tú?, jamás me fijo quien esté, nunca ha sido mi interés buscar quienes estén en la fiesta. 

Pero si, sin quererlo se dió verte. 

Se me dió pretenderlo. Eso de ignorarnos.

De verdad, si quería verte.

Pero no con el.

Fotografía por Martin Canova

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *