No es la casa

18 diciembre, 2019

Humano, celestial ser que vence al tiempo,

Gloriosas tus batallas y sus memorias.

 

Otrora orgulloso por las gestas,

Porque otrora simples eran,

El hombre contra el hombre,

La sangre versus huesos.

 

Hoy el enemigo es interno,

etéreo, sin nombre, quedo,

es un combatiente que se hiere a sí mismo.

 

Hombre no eres docto,

y tu civilidad es más espejo,

una ilusión trémula,

un reflejo de lago.

 

Cual Narciso te hundes en lo que eres,

o te gusta ser,

alma cómoda, ciudadano del confort,

te gusta recoger mucho y sembrar poco.

Precisamente cuando urge acción…

 

Veo, te veo como un ser despavorido,

en el futuro incierto,

en la hecatombe que creaste a base de vasos de Five Guys.

Púdrete en tu hedor.

Amante del petróleo, asesino de especies.

Devorador de mundos.

 

Aclamas a los héroes,

sin embargo, te resistes a ser uno,

te gusta dar likes a Greta,

pero no borras tu spam.

 

Oh, universo que pones a la parrilla problema ingente,

que nos ahogas y cocinas,

que pides lo imposible… estar unidos.

 

No es la casa, el incendio se propaga,

No es la casa, no es el Amazonas,

es la conciencia llena de dióxido de carbono.

Fotografía por Daniel Comeche

por

Algo más que solo yo y mis circunstancias.