Lucy y el café con azúcar

Lucy ha aprendido ha aceptar las cosas que no le gustan,
pero le gustaría que le gustaran.

– Me gustaría que me gustara el café sin azúcar, Henry,
pero no me gusta.

Le gustaría que le gustara ser más activa, Henry,
pero no le gusta.

– Me gustaría que me gustara estar con gente todo el tiempo, Henry,
pero no me gusta.

Le gustaría que le gustara hablar por teléfono, Henry,
pero no le gusta.

– ¿Por qué te gustaría que te gustaran esas cosas, Lucy?

– Porque forman parte de la idea de la persona que me gustaría ser, Henry,
pero no soy. 

Fotografía por Martin Canova

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *