Fragmentos

Estaba él de pronto ella y el mar ellos buscaban algo pero ninguno sabía qué la luz les iluminó el alma el cielo se pintó de azul se miraron por primera vez después de mucho tiempo se reconocieron y construyeron un lugar sin espacio ni tiempo se abrazaron y abrazaron el vacío que habitaba en ellos caminaron, corrieron, subieron, bajaron sintieron, respiraron, saborearon, escucharon se perdieron. … Volvieron al lugar una y otra vez ellos sabían que se conocían de otras vidas ellos se habitaron y se vaciaron existieron tres veces en la misma vida sus caminos sincrónicos eran irremediables la memoria grabada en los sentidos la fuerza de atracción de los cuerpos celestes la polaridad de los campos magnéticos no se acabaría jamás tarde o temprano ahora o siempre volverían a habitarse a reconocerse a serse.

Fotografía por Magnus Jorgensen

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *