El hecho de morir

22 agosto, 2019

Esta historia no es como el claro ejemplo representativo de como saber amar o destruir a alguien.

Una experiencia que me llevo a una nueva forma de entender y vivir las cosas.

Poder querer a una persona es muy diferente a saber querer, me quede en el intento de hacer las cosas bien. Las relaciones suelen ser como una balanza y alguien tiene que inclinarse hacia el lado correcto o incorrecto.

Pero realmente

¿Cuál es el lado bueno y malo de las relaciones?

Cada persona lo vive de distinta manera y cuando me veo reflejada, no comparada, con otras personas me puedo sentir la persona más estúpida o afortunada en este universo.

Los besos no siempre tienen que ser de miel, también existen besos amargos de esos que te envenenan los huesos pero te causa calor en la sangre.

Te he soñado más veces cuando no estas conmigo.

Solo deseo una pequeña dosis de lo que fuimos.

Fotografía por Alison Scarpulla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *