Día… ya perdí la cuenta

Te he preguntado ahora… como antes – ¿te quita mucho tiempo un beso?

Tú respuesta ahora… como antes – ¡sí me quita el tiempo!

Ahora estamos confiscados a pensar en el mañana como aquella posibilidad remota de no estar, de no tener un cuerpo saludable y resistente a esto que vibra en el ambiente. Ahora somos esenciales a nosotros, ahora estamos detenidos y algunos otros aterrados por la quietud de la vida después de romper abruptamente con el día a día envuelto en caos.

Ahora no hay pretexto para no tener tiempo, tiempo para pensar, reír, llorar, leer, hablar, brincar, saltar, dormir, soñar…tiempo para un beso.

Fotografía por Magnus Jorgensen

Avatar
Autor

Morelos, México (1990) Fotógrafa autodidacta. Licenciada en Educación Básica, Maestría en Pedagogía del Arte por el Centro Morelense de las Artes.Especialidad en fotografía antropológica; actualmente estudia el Doctorado en Historia del Arte por El Colegio de Morelos. Diplomado en enseñanza de la Educación Artística por el CENART. Ponente y expositora. Ser humano y madre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *