De(ad)linee

16 enero, 2018

Caminé muy lejos
tanto,
que no podía alejarme más.

No regresé antes por escrúpulos,
porque la cobardía acaparó mis impulsos,
porque el miedo
cegó mi locura.

No quise dejar atrás al culpable de mi lejanía.
A un paso por cada tres caídas descubrí,
que me empujaba a un camino de muerte.

Ahora nada me une
y nada me deja huir
de esta desesperanza.

Fotografía: twist idea

por

Ciudad de México, 1994. Ha sido reportera de temas políticos, sociales y anticorrupción en el diario El Universal y el portal de noticias La Silla Rota. Estudia lingüística y da clases de redacción en la UNAM. Escribe en Errr lo que ella llama "poemitas".