De plantitas y uvas

Quizá es tiempo que lo sepas, no te confundas, sí me gustas.

Pero solo me gustas para escuchar tu voz o tu risa cuando algo te resulte divertido.

Me gustas como para tumbarnos en el pasto y ver las plantitas.

Para hablar de música a las 2 de la mañana cuando todos duerman en su cama.

Me gustas para irnos de viaje, tomar fotos que a nadie mostraremos y,

Cuando tengamos hambre, probar las uvas del viñedo.

Así creo que me gustas, para abrazarte cuando el día esté nublado.

O cuando las ideas te hayan dejado y estés fracturado.

Si tu mente está cansada y quieres silencio, para quedarme a tu lado.

Cuando bromees y nadie te haga caso, reírme cómplice contigo.

En fin… no te emociones, no me gustas tanto.

Solo te diré que he pensado en ti unas horas menos que ayer.

Fotografía: PJ Wang

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.