Coincidir

Coincidir con alguien no es cosa sencilla.
Tu y yo lo sabemos ¿no es asi?
Todo lo que tuvo que pasar en el universo para que tu y yo coincidieramos.

Ese día todo estuvo a nuestro favor.
Como olvidarlo, la bienvenida de tu carrera, ahi estabas tú, la chica de short blanco con ¿rayas? ¿puntos?
Ahi estaba yo, pensando en el pretexto ideal para hablarte.

Instagram fue testigo de como encontré el pretexto perfecto (según yo) para escribirte por primera vez.
No sabia que rayos escribir, mi pregunta fue ¿que tal la cruda? (patético)
Pero sorprendentemente funcionó.

En cuestión de un mes las cosas fluyeron como no habían fluido con alguien en mucho tiempo.
Se sintió bien, nos sentíamos bien.
Yo pensaba: esta mujer es una en un millón.

Creo que nunca te agradecí de frente por llegar a mi vida.
Y no estoy seguro si podré hacerlo en un futuro.
Pero es bueno que lo sepas al menos por escrito.

Todos cometemos errores, somos humanos, es parte de crecer.
El error que cometí contigo fue creer que no escribirte por la distancia me haría mas fuerte.
Vaya perdedor.

Dejaste una huella, una buena por supuesto.
Eres de esas personas que deja puros buenos recuerdos.
Y ahora que estas en otro país estoy celoso porque ahora serán otras personas las afortunadas de poder gozar de eso.

No estoy seguro de que nos veamos pronto.
Y no se si sea para abrazarte una vez mas o para despedirme para siempre.
Pero cuando nos veamos quiero que sepas algo.

Fuiste la coincidencia mas bonita que me pudo haber pasado.
Te quiero.

Fotografía por Gastón Suaya

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.