Actualmente me dedico a sobrevivir a la temprana adultez de los veintisiete y a las crónicas crisis existenciales. También trabajo en una cafetería donde básicamente preparo bebidas a base de expreso, leo y escribo en mis ratos muertos, y algunas veces tomo fotografías para guardar algún recuerdo o una emoción gráfica.

Todos los textos por Uriel Chávez