Renacer

28 diciembre, 2020

Quiero acabar con la poca humanidad que me queda este día. Dar espacio a la madrugada para que me carcoma de a poco. Empezar a florecer entre el fango y la penumbra. Ser a penas un botón que se asome en las puntas del alba. Tener la cabeza húmeda, clavada en la tierra, escuchar su murmullo lento pero bullicioso. Reconocerme entre lo natural y olvidar mi condición. Que el día haga su magia, y continúe recorriéndome y cubriéndome de musgo. Me tiña de amarillo, violeta y lila. Y me reviva entre luz y rocío: entre el olvido y el abandono de su calma.

Fotografía por perezful

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *