Estamos Heridos Mexicanos

Estoy tirado en el pavimento

Arrollado por un pesero a exceso de velocidad llamado Estado Mayor Presidencial 

Mi corazón sangra

Miro al cielo y me pregunto ¿cuánto tiempo tiene que pasar para que esto pueda mejorar?

He sido víctima de un estado que ha confiscado mis ganas de vivir y mis oportunidades de sobresalir en esta sociedad llena de privilegios para una clase social favorecida desde tiempos de nuestra fallida independencia.

He sido víctima de un gobierno involucrado en el lavado de dinero, estafas maestras, casas blancas y apoyo a narcomenudistas.

Soy el reflejo de una nación podrida, de una población herida, pero quiere luchar.

Hay niños buscando qué comer entre esta balacera de mentiras y sed de poder.

Esta mañana hay 20 muertos en el norte y no sé qué va a pasar

Todo parece indicar que tendré el placer de ser el que sigue en esta lista sin fin de ciudadanos para chingar.

Quizás mañana no llegue vivo a casa, amor

Ya no me busques  

Estaré dentro de una bolsa hecho cenizas

O en una fosa clandestina tapando tus mentiras

Porque desde que te fuiste

Soy sólo una más de tus victimas.

Hay un revolver cargado con tus besos en mi sien

Apunto sin darme cuenta que esta tragedia no hará que me olvide de ti

Jalo el gatillo y tus últimos besos me matan

Ahora retiembla en las calles mi nombre

Como el sonoro rugir de un cañón

Hay una manifestación con personas pidiendo justicia

Al rugir de las sirenas los reprimen un grupo de granaderos subordinados del Estado Mayor

La vida en este país se ha vuelto una triste sinfonía en Re menor

La bandera se ha manchado

Esclavos del dinero ordeñan la reserva estatal

La banda presidencial se ha vuelto una jerga para trapear las lágrimas de la sociedad

Proxenetas de la información maquillan la verdad

Marionetas del sistema nos hacen sentir culpables

Dicen que tenemos lo que nos merecemos

Un gobierno corrupto y manipulador

¡Demos gracias por nuestra pobreza!

¡Demos gracias por nuestra violencia!

¡Demos gracias por la represión!

Pueden ir en paz

El primer año del sexenio ha terminado Y estamos Heridos Mexicanos. 

Fotografía por André van Tonder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *