El título del título en el título

26 marzo, 2019

Son las dos de la mañana. Lo digo como si esto significara algo más allá de lo que es. Pero no es así. No. Son las dos de la mañana. Punto. Punto y coma. Tres puntos. Signos de exclamación palimpsesto progresión dificultad la lengua atorada en los oídos en los dientes en los ojos en la nariz te respiro te extraño y sé que no sé que ya no estás porque nunca estuviste. Lo digo como si se lo dijera a alguien. Pero no estoy diciendo nada. Ya no necesito más la música. ¿Quién escribe la realidad? Se me atoran los dedos en el aire. La obra está adentro de la obra y en los albores abstractos en los que se lleva a cabo este proceso, la obra se deconstruye lenta y con minuciosa desesperación, yo muero.

Aquí no hay espacio para usted, respetable lector.
Aquí el espacio no-es.
Aquí el espacio es más cuando es menos.
Aquí. Lo digo como si pudiera serlo.

Mañana le comunico desde los páramos de Pedro Páramo. Téngalo por seguro. Este es el testimonio. Aunque se olvide. Que se olvide, pues:
Jamás seré más libre.

Fotografía por Tatjana Šuški? Ninkovi?