El día duele donde no estás

9 junio, 2018

Si te dejé lastimarme
fue porque no quería
que nadie más lo hiciera.
Me dejaste destruida
y sola
y resentida.
Y dolía.
Te juro que dolía.
Dolía cada palabra
que no era tuya.
Era un dolor físico
un dolor acumulado.
Y lágrimas.
Muchas lágrimas.
Pero me acordé
que lo único que
me habías enseñado bien
era que
yo podía salvarme sola
y que no podía,
simplemente no podía
quedarme tirada ahí
en el suelo,
tenía que seguir
y volver al ring
sin ti
sin nosotros
aunque doliera(s).

Fotografía: Lee Chang Ming