Complice

17 enero, 2019

Él era mi héroe…

Recuerdo que cuando mamá se iba, él y yo jugábamos por horas, inventábamos colores y escapábamos de los monstruos que se escondían en el sótano.

Solíamos jugar en el campo; él era un pirata y yo su comandante, navegábamos sobre los troncos rotos de un encino, atacábamos las islas de las hormigas rojas  y caíamos muertos en los mares de pasto seco…Él siempre me tomaba de la mano, yo era su pequeña hermana, yo era su gran amiga.

Aún no puedo entender, porque lo hizo, sigo sin comprender en que momento se convirtió en un monstruo en un horrible monstruo…

Pensé que siempre seria mi héroe, ¿Cuándo se convirtió en ese horrible ser?, ¿Cuándo sus ojos empezaron a ver con malicia a una niña?, ¿Cuándo lo deje de conocer….?

Nadie sabe lo que ha hecho, yo soy la única…

Mis entrañas se revuelven, mi conciencia no me deja dormir, llevo horas llorando y sigo sin entender porque lastimaría a una niña.

No lo he vuelto a mirar a los ojos, evito sus abrazos, siento vergüenza, durante 2 semanas he cerrado la puerta de mi habitación con llave y siento que en cualquier momento vomitare

Sé que estoy mal, sé que soy un cómplice de lo que ha hecho pero él es mi hermano ¿Qué puedo hacer?

En la cena mi primo le dijo:

“Tú eres mi héroe”

Mientras yo pensaba, “Él era el mio”…

Fotografía por Gastón Suaya