Ya no somos los de antes

Ya no aguanto este sentimiento en mi pecho, me siento como los rábanos hundidos en mi pozole, sin ninguna certeza de ser comidos. Estoy fuera de mí, tengo mas de 1,968 chaquetas mentales en mi cabeza, no controlo las ganas de ir corriendo a tus brazos, seguro Charlie Kaufman estaría muy decepcionado de mí. La ultima vez que nos vimos, hicimos el amor en el suelo de tu casa, tu gato casi me rasguña, fue un día hermoso, recuerdo que nos cagábamos de risa por que un dron nos espió por la ventana, sospechábamos que era del vecino y hablamos de eso por semanas. Te extraño así, interesado en mí, en mis cuentos, enredado en mis besos y versos, yo aun sigo así, perdida en ti.

Fotografía por DIADA

 

Laura Rojas

Me gusta el amarillo, mi cama rosa, todas las flores y los incómodos momentos de silencio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *