Y al parecer, nunca (te) dejaré de querer

No lo sé.

Tal vez fue aquél día en que no quise ceder o, podría ser aquella tarde en que no contesté, de igual forma, no lo sé.

No sé en que momento dejaste de querer, no de quererme, sino de querer. De querer que las cosas funcionaran, de querer que la vida continuara, de querer crecer.

Yo no sé cuándo dejaste de querer, lo que sí sé es que yo nunca te dejé de querer.

Fotografía: Dani Hensen

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.