Verdadero amor

No fue entre las nubes
ni entre las montañas,
no entre los mares,
menos entre las semillas.
Era en esta ciudad que nos absorbía
donde nos destruimos: nos enamoramos
y lamimos y nos recordamos,
nos odiamos, repudiamos y acercamos:

nos amamos.

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *