Te veías tan feliz

5 marzo, 2019

“Un día me dijiste que los sentimientos pasan como pasa un sábado. Pero tú nunca fuiste sábado”

Escribo esto en el mismo sitio donde te vi pasar por última vez en tu súper Tesla Roadster, te veías tan feliz mientras yo sentía un vacío del tamaño del Mar Mediterráneo.  La verdad, es que nadie sabía el dolor que estabas cargando.

Nunca sabrás que ese día te había buscado tu padre.

Así como nunca sabrás de mis discos favoritos en italiano.

Nunca sabrás que te observaba mientras estabas en línea.

Nunca sabré tus secretos.

Nunca leerás mi declaración.

De nada sirve, ya no estás.

Has decidido irte.

Cierro los ojos, me gustaría encontrarte de nuevo; cambiar el sistema solar, alinear los planetas, ser más valiente y escuchar menos subliminales para que me hables.

Poco a poco te irás disolviendo entre esas coronas de flores y un millón de recuerdos que se dispersarán con el tiempo. Como estas hojas que vuelan con el viento. Irónico, también pasaré por eso.

¿Sabes? Me gustaría pensar que me estás leyendo.

Fotografía por: Li Guanqun

por

Corrección, estilo y variaciones de la lengua española. Universitat Autònoma de Barcelona. @julesinsummer