Son momentos breves

He pensado en quemar el puente después de que lo cruce, no por odio ni por rencor sino porque siento que todas mis ganas las has mutilado en silencio.

Sentí que no podía seguir viviendo entre gritos ahogados. Estaba acabando conmigo misma por seguir manteniendo algo de ti en mi, la energía que habitaba ha perdido fuerza para seguir luchando por lo que ya tiene sentencia.

Sé que necesito reconstruirme y renacer pero creo que jamas podré hacerlo porque no he dejado de llorar en soledad.

Ahora solo me tengo a mí y al recuerdo que alguna vez me diste y que ha quedado impregnado en los huesos y en los lugares donde pueda vernos como de verdad quería que fuera.

Fotografia por ecka’s echo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *