Somos solo cuerpos

Que producen lagrimas y pucheros cuando se les excitan los recuerdos con las anécdotas mal formadas.
Que están en constante negación de su muerte, y aún más de su vida.Que se engañan, cuando inertes en el sueño, se rinden y roncan sus penas.
Que cuando son amados, terminan destruyéndolo todo. Aniquilando cada parte de sí mismos, dándole paso a huecos por donde crecen los rencores.
Corpóreos  por gusto, que cuentan con un alma por defecto. Que les fue heredada de mala gana y sin consentimiento.
Que andan  noches completas en vela, haciendo invitaciones indecentes a los demás, por medio de danzas sincronizadas y mantenidas con cuidado.
Tratando de descifrarse en las carnes estrujadas y en los sudores embriagantes de otros.
Que dan fe de su existencia, por el solo hecho estar sufriendo.Que piensan, y forman ideas que marchan, pasean, chocan y tropiezan entre sí. Haciendo de ello lo humano: algo que no perece o fallece, que se reproduce y no se agota jamás.

Fotografía por Martin Canova

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.