Sobre películas de culto y asesinas seriales

68 cortes, obra del mejor cuchillo de por acá. “Y a mí qué chingados me importa que tu guionista favorito sea Charlie Kauffman.” Es lo peor de este oficio, tener que aguantar las pendejadas de la gente, fingir que te interesa lo que dicen con una sonrisa estúpida en el rostro, ansiando el momento que ¡zas! el metal rompa los tejidos y la sangre brote como una fuente. Una ve películas y ahí la gente se muere rápido. Pero nunca ocurre así. Siempre agonizan. Por eso me llevó 68 cortes exactos y limpios acabar con este pendejo. En el corte 56 fue cuando me di cuenta que un dron nos espió por la ventana. “Y a mí qué chingados me importa que tu guionista favorito sea Charlie Kauffman.” pensé.

Fotografía por cem celik

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *