Serendipity train stations

Quizá veas  esto,tal vez en un día, una semana, dos meses o incluso nunca pero, si llegas aquí te pido que lo leas justo antes de irte a dormir. No hace mucho tuve un tour por los recuerdos que hice contigo, no todos buenos, naturalmente, pero sí fueron memorables.

Pasé por ese primer día que me atreví a darte señales de que algo ocurría, estabas causando algo en mí, deje de pensar en posibles escenarios y solo actué. Con todo el nerviosismo y emoción (que combinación tan interesante) empecé a querer adentrarme en ti.

Después de eso me fui hasta mi lugar favorito contigo, aquel donde tuvimos calma y risas. me acosté algunos metros separado de donde estabamos nosotros, pude ver que en esas acciones tan simples, encontramos un momento perfecto. Una vez más me vuelvo admirador de tus ojos, de tu cabello, de tus labios, de tus orejas curiosas, me vuelvo fanático tuyo.

Una ultima parada, fue aquella vez desayunando, jamás se va a ir ese instante en el que me di cuenta de que hay tanto en ti; tanto misterio y dulzura… En ese instante comprendí otra vez, que había encontrado a la persona más increíble.

¿En qué piensas?

Fotografía por Thomas Listl

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *